Aceite esencial de semilla de granada

El aceite de granada virgen es adecuado para todo tipo de piel. En la piel grasa evita el acné juvenil. En la piel seca hidrata en profundidad. Además, posee un efecto cicatrizante de la piel y contribuye a evitar la pigmentación y manchas de la piel.

Protege la capa externa de la piel. No sólo es un potente antioxidante, sino que también es un protector. Asimismo ayuda a combatir la gripe, los resfriados, la otitis y la sinusitis.